¿QUÉ SON LOS KPIs?

¿Crees que dominas el marketing digital? Está bien, dinos entonces ¿qué es un KPI? ¿Cómo los defines?

Parece que no lo tienes tan claro, ¿verdad? No te preocupes, a continuación vamos a explicarte con detalle todo lo que necesitas saber.

 

¿QUÉ SON LOS KPIs?

Los KPIs son aquellos elementos que tomamos como indicadores de los resultados de las acciones de los usuarios hacia nuestra marca en la red. Para decirlo alto y claro, es lo que nos mostrará si estamos haciendo las cosas bien o no y en qué debemos mejorar.

 

Son métricas medibles y cuantificables que determinan numéricamente una variable, por ejemplo ingresos, gastos, número de visitas… directamente relacionada con los objetivos marcados dentro de la estrategia.

¿POR QUÉ SON TAN IMPORTANTES?

Como hemos dicho los KPI son indicadores clave de rendimiento asociados a objetivos cuantificables que:

  • Permiten medir el rendimiento de un proceso.
  • Representan un valor relacionado con la meta que se ha fijado anteriormente.
  • Normalmente, se expresan como un porcentaje de consecución de dicho objetivo.

Una de las grandes ventajas del marketing digital es la gran cantidad de datos de la que disponemos, pero esto a la vez puede volverse en nuestra contra por no saber por dónde empezar a analizar. Es ahí donde aparecen los KPI como un elemento clave específico para que eso no suceda y podamos obtener learnings de valor de las campañas realizadas.

Eso sí, no pierdas el tiempo con métricas que están fuera de tu control, ya que no puedes influir en su resultado, ni en las llamadas “vanity metrics.” Por el nombre quizás no sepas de cuáles se tratan, pero seguro que las conoces. Estamos hablando de aquellas que sirven para “hacerte sentir mejor” con tu marca, pero que no aportan ningún tipo de valor o estrategia a tu negocio. ¿De qué te sirve tener 600 likes en tu última publicación en Instagram si sólo te ha llevado a 2 conversiones en tu Landing page? ¡Ahí está el quid de la questión!

¿CÓMO FIJAR UN KPI?

Cada negocio es diferente. Lo que es una acción de valor para una e-commerce de electrodomésticos no lo será para una gestoría. Por eso lo más importante para establecer un KPI es decidir qué medir. Parece lógico, pero no es tan sencillo. Debes escoger qué área deseas monitorizar de acuerdo a los objetivos globales de tu marca y a las métricas de los resultados obtenidos en el pasado (lagging indicators).

Una vez tengas eso, es fácil. Te centras en los objetivos a largo plazo (pongamos por ejemplo a 5 años vista) y así obtendrás la perspectiva suficiente como para entender qué objetivos (a corto plazo) son los que debes cumplir para poder llegar a ellos.

Los plazos los podrás determinar según tus prioridades y los recursos de los que dispongas. Así los KPI pueden ser de aplicación:

  • Constante: si el objetivo que te planteas requiere de una mejora continua, simplemente debes darle el mismo nivel de transcendencia a cada fase.
  • Inmediata: en los que cumples los objetivos de forma muy rápida, pero el efecto se va diluyendo con el paso del tiempo. Es la respuesta ideal para solventar problemas existentes.
  • A largo plazo: teniendo el Inbound Marketing como una de las principales estrategias, en el que como marca no empiezas a obtener resultados hasta el segundo año.

* Para facilitar la tarea, te recomendamos dividir los KPI por canales (orgánico, Social Media, etc.). Así podrás hacer un análisis por separado de cómo están contribuyendo a los objetivos globales de tu marca.

Un ejemplo en Social Media podría ser el siguiente:

Leading indicator: número de followers.

KPI principal: conversiones.

KPI secundario: visitas.

KPI terciario: engagement.

 

¿CUÁNTOS KPIs NECESITA TU MARCA?

Menos es más. No por tener muchos KPI el análisis de tus resultados o tu estrategia online va a ser mejor. Normalmente, las marcas fijan uno principal, los leading indicators (métricas que condicionan el resultado del indicador principal) y como mucho uno secundario y otro, terciario. Sea como sea siempre debes velar porque el KPI que hayas fijado cumpla con las condiciones SMART:

Specific (específico): debe ser concreto. En lugar de tiempo de permanencia en la web web, mira de centrarte en el tiempo de permanencia de las visitas orgánicas en tu site.

Measurable (medible): por ejemplo, en lugar de analizar el engagement que puede ser un término bastante general según lo que se tenga en cuenta, puedes focalizarte en el tiempo medio en página por visita.

Achievable (alcanzable): 2 M de followers en 1 mes es algo inalcanzable para la inmensa mayoría de marcas. No debes marcarte límites en tus metas, pero debes ser realista. Fijarte como objetivo obtener 2 K followers, sí que sería un KPI alcanzable.

Relevant (relevante): con un impacto destacado en el negocio, es decir, en lugar de comentarios en una publicación de Facebook, conversiones a cliente en la Landing page.

Time-bound (limitado en el tiempo): con un horizonte temporal claro. Como por ejemplo las ventas en el 4T del 2018.

 

EN DEFINITIVA…

El éxito de cualquier plan de marketing digital reside en analizar los resultados obtenidos en los acciones realizadas velando por el cumplimiento de las metas propuestas. Para ello los KPIs son esenciales. Así que invierte los recursos necesarios en definir y fijar los KPIs para tu marca. Sólo así lograrás pulir la estrategia y optimizar los procesos para garantizar el éxito de tus acciones.

 

Y tú, ¿qué KPIs utilizas? ¿Añadirías algo más sobre ellos? ¿Tienes problemas para analizar los resultados de tu marca? 🙂

 


ÚLTIMOS POSTS